El negro es considerado por algunas culturas como un color de luto, oscuro, que se utiliza solamente para mostrar estados de depresión o cosas ocultas. El color negro se ha convertido en un color no muy bien a preciado, aunque esto no ha hecho que el color deje de ser utilizado por algunos mercados como el de la moda y la decoración de interiores.

El negro puede ser considerado por algunos como un color que le quita iluminación a las habitaciones, aunque otros lo pueden considerar como un color que logra resaltar la elegancia de los espacios.

El color negro y el lujo

El mercado del lujo ha sido uno de los que ha explotado al máximo el color negro como un símbolo de lujo. Este color ha sido utilizado como base para desarrollar marcas de joyería o de artículos exclusivos, que solo unos pocos pueden darse el lujo de adquirir.

Gracias a la nueva imagen que le ha dado las marcas de lujo al color negro, el mismo se ha convertido en una opción popular entre los decoradores de interiores que desean darle un estilo especial y singular a las habitaciones.

El color negro logra realzar el estilo elegante y refinado de las habitaciones. Este color se puede utilizar para las paredes de oficinas, para las salas de estar, habitaciones o para los baños. Esta última habitación ha sido la que más ha expuesto el color negro.

Paredes de negro

Una de las reglas para hacer que el color negro se pueda adaptar muy bien al a decoración de interiores, es que el mismo no se tome como único color para las paredes. Lo ideal sería utilizar el blanco como un balance. Se pueden pintar algunas paredes de negro y otras de blanco o usar el blanca para iluminar paredes de negro.

El blanco se puede usar en molduras en las paredes negras, como base para diseño especial sobre las paredes negras o para cualquier otro diseño ingenioso que se le ocurra el decorador. La imaginación es una de las claves para tener una habitación especial.

Para tener una habitación de color negro, que pueda adaptarse bien con la iluminación natural, es necesario contar con muebles de colores claros que hagan contrastes. Lo mejor sería tener muebles con tonos blancos, aunque cada persona es libre de elegir los tonos que crea más conveniente para su diseño de interior.

La madera en tono claro es otra opción que puede ser tomada en cuenta para decorar habitaciones con paredes negras.