Si tienes en mente emprender una reforma en tu vivienda y no sabes por dónde empezar, sigue leyendo, porque te damos las claves fundamentales.

Organizarlo todo bien, es el secreto básico.Ya sabemos lo agobiante que pueden llegar a ser las reforma de la vivienda, por eso, nada como tener todo bien ligado antes de empezar, te permitira afinar tu inversión, eludiendo así sobrecostes en tu boceto. Cuando una obra se descontrola en el coste es porque antes no se ha elaborado una buena preparación. Y que esto suceda no es plato de buen gusto para nadie!!!

Antes de ponerte manos a la obra, hemos reunido las recomendaciones necesarias para llevar a cabo en el procedimiento de la reforma, que te favorecerá para ahorrar tiempo y dinero.

Presta atención a las instalaciones de luz, gas y agua

Primeramente hay que tener presente que a la hora de rehabilitar una casa la protección de las personas que viven dentro de ella, es fundamental. Por ese motivo siempre hay que disponer de la ayuda de expertos en ese sector, para que nos guíen y nos aconsejen sobre la mejor alternativa a la hora de la reforma.

Igualmente, llevar a cabo una reforma sin un asesoramiento específico puede ser todo un desbarajuste: ya que si nos ponemos a demoler tabiques descontroladamente, podemos ocasionar una avería en las instalaciones de luz, gas y agua de nuestra vivienda.

Reformas y ahorro de dinero

La instalación de agua de una casa se tienen que cambiar cada 10-15 años, según el material con el que estén elaboradas. Las tuberías de plomo y acero galvanizado están censuradas hoy en día, siendo lo común canjearlas por redes de cobre o materiales plásticos

Restablecer una instalación de calefacción a gas puede incrementar la comodidad de una vivienda, y aminorar el desembolso de los recibos. Las tuberías y los radiadores no tienen “plazo de caducidad”: si están en buenas condiciones, pueden preservarse durante años. Solo habrá que renovar la instalación si tiene fugas asiduas, no funciona bien o gasta mucha energía.

Si vas a cambiar el suelo de la vivienda, aprovecha para instalar suelo radiante y sacarás rendimiento extra en la reforma.

Claves para economizar en una reforma 

Para que no se te escape ningún elemento en tu reforma, hemos elaborado un listado de sugerencias para llevar a cabo en cualquier clase de reforma:

  1. Una parte muy relevante que va definir nuestra reforma es determinar y fijar el coste que podemos o queremos invertir y si es precisa la búsqueda de financiación externa para concluir el total. Nuestro plan de reforma se deberá de amoldar a esta cifra, ya que incidirá mucho la cantidad que queramos asignar a la reforma de nuestro hogar, y de esa forma no llevarnos enfados indeseados cuando estemos de lleno en el proceso.
  2. Elabora un listado con las necesidades de la vivienda, aquello que quieras arreglar. Analiza los inconvenientes actuales y prioritarios y los que no lo son tanto. Una vez cubiertas las necesidades primordiales, se consecuente con tu presupuesto.
  3. Cuando ya tengas organizada la reforma integral,inspecciona una compañía de reformas que lleve a cabo un presupuesto personalizado, que disponga de las licencias, las distintas partidas (materiales, mano de obra…) y una penalización si no se acaba en el periodo marcado. No te centres en el primer presupuesto, es aconsejable mirar más de una compañía y de esa manera te resultará más sencillo dar con los mejores en el sector.
  4. Un experto en el departamento puede hacerte economizar dinero. En ocasiones idealizamos que comparar presupuestos es lo único relevante para el ahorro en la reforma de una casa. No siempre es así, un experto que tenga buenos conocimientos y sepa escoger los materiales en base de tu presupuesto sin disminuir en calidades, puede contribuir a lograr la reforma deseada sin tener que desistir a un buen asesoramiento técnico profesional el cual analizará el ahorro económico en su reforma y hará de ella una reforma económica.
  5. Las ventanas son un punto fundamental a la hora de la reforma. Un precio más elevado, pero un ahorro si pensamos en el futuro.Una buena carpintería ligada con un buen vidrio, aísla del frío, del calor y del ruido; las 3 finalidades básicas a la hora de querer economizar costes en una reforma, considerando  las cosas que no se visualizan, pero si sentimos.