En muchos países se está poniendo especial empeño en las normativas y reglamentaciones dispuestas a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, o para el público en general. Dentro de esas reglamentaciones está la de proveer rampas para subir a la entrada principal o facilitar el acceso a personas de capacidades reducidas a cualquier tipo de edificación o inmueble. Cabe destacar que son rampas para uso general, ya que al ser funcionales para personas discapacitadas funcionan para todo el mundo.

Normas de rampas para acceso a la entrada principal

Las normas establecen el ancho libre de las rampas para subir a la entrada principal, así como también la inclinación que han de tener, la cual debe ser precisa para permitir la transitabilidad, utilización y seguridad de los individuos con movilidad reducida.

Rampa para minusvalidosAsimismo, se contempla un área de descanso entre tramos de rampa consecutivos. Generalmente, los pisos de las rampas para subir a la entrada principal de un edificio son antideslizantes, cuidando además que no tengan aberturas o deformaciones que pudieran acarrear el tropiezo de personas con bastones, sillas de ruedas, muletas o madres con coches de bebes.

Aquellas rampas para subir a la entrada principal de una edificación que superen una longitud de tres metros, necesariamente deben poseer barandas o pasamanos que permitan una fácil y segura sujeción. Estos pasamanos serán continuos, aún en los descansos intermedios, y sólo serán interrumpidos cuando haya accesos o puertas.

Es importante tomar en consideración, antes de iniciar el proyecto de construcción de una edificación, todos los dispositivos necesarios para garantizar libre tránsito, movilidad y mejor vida a las personas discapacitadas.

La mayoría de las veces las rampas para subir a la entrada principal de un inmueble se obvian por razones de estética, sin tomar en cuenta la necesidad de un grupo de seres humanos a vivir en iguales condiciones que el resto y su derecho inherente a hacerlo. Por esta razón, es importante tener este aspecto en cuenta en todo caso de construcción.

27.2