¿Quien soy?

Soy Gabriel Fernández, Arquitecto Técnico titulado por la Universidad Católica de Chile.
A continuación, expongo un resumen breve de mi experiencia laboral.
Luego de disfrutar del tiempo convenido para terminar mi carrera, y de –evidentemente- disfrutar de algunas cosas más durante mi época universitaria, conseguí mi titulación con un proyecto final que versó sobre el análisis de la estructura socio territorial de la ciudad de Valdivia, y los efectos de la globalización sobre una ciudad como ésta, la cual se encuentra en un punto –digamos- intermedio en el proceso de urbanización del territorio chileno.
proyecto propioMi vida profesional comenzó con mi desarrollo como trabajador dentro de una oficina que se ocupaba del diseño de casas a pedido. Uno de los mayores aprendizajes que conseguí de esta experiencia fue, por mucho, el aprender a trabajar con público y con personal obrero, cómo manejarme con los ingenieros de obras, entre muchas otras cosas que simplemente no tienes posibilidad de aprender en la facultad.
Posteriormente, me dediqué a la consultoría técnica dentro de la Región Metropolitana. Como bien es sabido, Chile es una región con alta frecuencia sísmica, por lo cual el diseño y construcción de grandes edificios, como los que se sitúan en las zonas de Providencia y El Golf, significan un gran reto para profesionales de esta rama. Afortunadamente, tuve oportunidad de trabajar en numerosos proyectos que me permitieron ampliar mis conocimientos acerca de temas de ingeniería anti sísmica, tema que me apasionó profundamente y me invitó a continuar con mis estudios.

Cursos que he realizado:

• Curso de Análisis y Diseño Estructural, basado en SAP2000 (64 horas).
• Curso de Dinámica de Estructuras e Ingeniería Sísmica (40 horas).
• Curso de Mejoramiento y Difusión de la Tecnología para la Construcción Sismo-resistente (50 horas).
Y los que me quedan por hacer…
Gracias por haber tenido alguna clase de inquietud en mi perfil. Cualquier duda, con gusto la aclararé por el medio que crea pertinente.
Un cordial saludo,
Gabriel