Una de las cosas que más se disfrutan es tener una casa arreglada, limpia y con mucho estilo. Si la fachada de nuestra casa, se encuentra sucia y descuidada, termina por verse mal toda la estructura así tengamos un hogar de ensueño. Por ello, en este post te traemos unos tips muy sencillos para pintar la fachada, que aproveches al máximo el material y logres una presentación adaptada a ti y a lo que más te gusta.

Pasos a seguir para pintar la fachada

El primer paso a seguir para pintar la fachada es limpiarla. Esto ayudará a que la nueva pintura fije, ya que si comenzamos a pintar sobre una pared sucia el polvo absorberá la pintura, dejándonos con menos material del que debería. Utiliza una brocha para el polvo y una espátula para despegar cualquier sucio acumulado.
Pintar la fachadaLuego de limpiar la pared, toma una brocha angosta y con mucho cuidado bordea los marcos de puertas y ventanas. Esto ayudará a que, en medio de la maniobra con el rodillo, no se manchen cosas que no queremos.
Como consejo adicional, al pintar la fachada trata siempre de no mojar los utensilios de forma desmesurada con la pintura. Este truco te ayudará a ahorrar material y tiempo, ya que no tendrás que limpiar lo que escurra.
Para pintar la fachada, con un rodillo coloca la primera capa de pintura. Lo más recomendable es diluir un poco la pintura en agua, pues de esta forma correrá mejor en la pared. Deja que esta capa seque por espacio de 24 horas. Luego aplica una nueva capa, estas dos capas base, aplica pintura sólo donde veas huecos sin cubrir, o si el color anterior no cedió del todo. La idea de esto es que la fachada quede totalmente cubierta y la pintura no se vea acartonada ni con bolsas de aire.
Atrévete a usar los colores vivos de esta temporada y hazlos parte de tu hogar. Luego de pintar la fachada, te dará gusto llegar a casa y encontrar este paraíso vibrante, solo para ti, en la entrada de tu hogar.

22.2