Eliminar la suciedad de una fachadaEs muy común que, recién construida, una casa o edificio tenga una fachada hermosa que cautive al comprador y nos lleve a pagar el valor de lo que pronto será nuestro hogar. Es triste, entonces, cuando pasados un par de años de la compra la fachada pierde su valor debido a una serie de chorretones negros que discurren por las paredes del edificio o de nuestra casa. Eliminar la suciedad de una fachada es un proceso que ayudará a mejorar la estética de nuestro hogar o local, mantendrá cuidado y en buen estado la estructura y sobre todo a mantener el valor de la estructura.

Para eliminar la suciedad de una fachada lo mejor que puede hacer es contratar a un servicio privado profesional, ya que esto garantizará la calidad del trabajo. Si deseamos hacerlo nosotros mismos, es importante tener en cuenta que hay diferentes formas dependiendo de la delicadeza con la que deba trabajada la fachada de la estructura.

Eliminar la suciedad de una fachada

Para eliminar la suciedad de una fachada común, solo se requiere agua caliente a presión con sustancias anti-moho. Con la debida presión y temperatura, harán correr de manera inmediata el moho y los manchones negros producto de la humedad y del mal sistema de vierteaguas.
Para eliminar la suciedad de una fachada más delicada, la otra opción es un chorro de arena y cepillado con cepillo de púas de acero. Esto es adecuado para las fachadas con elementos sensibles que hay que restaurar con cuidado.
Siempre la mejor opción será la prevención. Eliminar la suciedad de una fachada no será necesario si esta cuenta con un buen sistema de vierte aguas con goterones que eviten que agua corra por las paredes arrastrando el polvo y suciedad acumulada en ciertos sectores de la estructura, que posteriormente se convertirán en manchas y moho.

16