Obras y reformasExisten diferentes tipos de empresas que realizan todo tipo de obras a nivel nacional, no llegan a ser grandes empresas, si no pequeños grupos de trabajadores que se desplazan por toda la geografía nacional y que realizan obras de diferentes tamaños, desde obras desde cero a entrega de llaves a obras más pequeñas, aunque esto no es lo común haberlas las hay.

Mejor una empresa del lugar o una empresa de fuera

Si usted necesita realizar reformas en Malaga, lo más normal es que busque por la zona empresas de reformas de esa ciudad, o como mucho empresas de reformas en Granada, Cádiz o Almería, poblaciones limítrofes, eso es lo primero que debería hacer, pedir presupuestos a empresas cercanas, después podría valorar la posibilidad de buscar empresas de construcción de fuera en este caso de Andalucía.

Lo mismo si es del país Vasco, primero se debería buscar en el lugar cercano a donde se va hacer la reforma, y más tarde buscar presupuestos de empresas más lejanas. Este tipo de empresas no tienen por qué ser más caras, pero si tienen un problema añadido a mi modo de ver, una vez la obra se ha terminado y los obreros se han marchado, será difícil que vuelvan si han dejado algo mal construido, esto es algo que debemos tener muy en cuenta.

Elegir bien la empresa de reformas

Una empresa que tengamos dos calles más abajo de nuestra obra nos será mucho más sencillo contactar con ellos y que nos resuelvan los problemas que puedan pasar una vez la obra esta finiquitada.

El presupuesto es importante, es importante que contemos con varios presupuestos de diferentes empresas de construcción, y luego cada uno valorar los pros y los contras de cada uno, la cercanía es un factor importante, es preferible pagar algo más por una empresa cercana que por una empresa que una vez se vayan será difícil que vuelvan.

Las opiniones de otros clientes es algo que debemos tener en cuenta, desde la llegada de Internet, las empresas cuentan en la red con distintas opiniones, tanto buenas como malas, por lo que esto puede ser también un claro referente, una empresa con más de un 50 % de opiniones negativas nos debe dar que pensar, por muy barato que sea su presupuesto.
Es de sobra conocido el refrán de que lo barato sale caro, y si vamos hacer una inversión en una reforma debemos intentar atar todos los cabos para que el final sea lo más feliz posible.