La buhardilla es un espacio de la casa mágico y especial, ideal para todo tipo de actividades. Se puede convertir en un dormitorio, en un cuarto de juego para los niños, en un sitio para hacer ejercicio, relajar, ver las estrellas o almacenar cosas. Es decir: el cielo es el límite al hablar de esta habitación. En este espacio se visualizará la decoración de una buhardilla como un espacio de descanso. Sigue estos tips para decorar una buhardilla de forma práctica y sencilla.

Resalta la luz natural de la buhardilla

Decorar una buhardillaLas buhardillas son habitaciones cerradas con una inclinación y una ventana de tamaño regular. Si no se ambientan bien, da la impresión de ser lugares oscuros y encerrados. Para eliminar esta impresión hay que resaltar la luz natural. Al decorar una buhardilla, utiliza pintura blanca para iluminar las paredes y el techo. Si es posible, también utiliza este color en el piso o ubica una alfombrilla de color rojo u otro llamativo para resaltar. No pongas cortinas o nada que pueda tapar la luz que entra por la ventana. Asimismo, no te olvides de bombillos adecuados.

Muebles y enseres

Los muebles que incluyas en tu buhardilla van a depender en gran medida del espacio con el que cuentes. Si no cuentas con mucho espacio, al decorar una buhardilla puedes ubicar sillas cómodas o cojines coloridos para sentarte tú y tus invitados. En caso de usar muebles propiamente, es aconsejable que sean de color claro. En tu sitio de esparcimiento incluye una estantería de libros, discos u otros elementos de ocio. También puedes ubicar un televisor o computadora también. Por lo general las buhardillas tienen espacios pequeños, así que intenta compactar el espacio y ser estratégico.

Ampliar el espacio

Otra forma de ampliar el espacio al decorar una buhardilla, es ubicando un espejo rectangular de forma horizontal. También incluye elementos de color (decoraciones) para darle vida al espacio.
Al decorar una buhardilla lo realmente importante es tener claro el objetivo y resaltar la luz.