Es probable que, después de cierto tiempo, el hogar necesite aires nuevos. Las personas cambian y los espacios en los que se desarrollan deberían cambiar también, a fin de no dar una sensación de estancamiento y falta de vitalidad. Para ello es ideal echar mano de estos consejos básicos para reformar tu vivienda.

Consejos básicos para reformar tu vivienda

Lo primero y principal al momento de reformar tu vivienda es delimitar qué se quiere cambiar, qué cambios son imprescindibles y cuáles se pueden postergar. Una vez tengamos mapeado mentalmente qué queremos hacer entra en juego el presupuesto, lo que a su vez arrojará luz sobre si hacer los cambios de un tirón o progresivamente.
El segundo criterio que debe privar cuando vas a reformar tu vivienda es la armonía. En ese sentido los espacios deben seguir una armonía en el mobiliario elegido (moderno, clásico, barroco, minimalista, etc.), así como también la paleta cromática. La afinidad de los colores utilizados cambiará por completo la sensación que transmitan los espacios.Consejos básicos para reformar tu vivienda
Para orientarse respecto a lo anterior es idóneo diferenciar las áreas del hogar en dos: Activas y pasivas. Las primeras son aquellas en donde se concentran las actividades diarias y los amigos, como la sala de estar y la cocina. Por otro lado, al reformar tu vivienda deberás poner especial atención en las áreas pasivas, aquellas dedicadas al trabajo y al descanso.
Una vez que se ha determinado un concepto general para reformar tu vivienda y que ya se sabe el dinero con el que se cuenta, resta establecer un calendario de trabajo. Allí puedes organizar, como mejor convenga, las etapas del proceso de reforma. En todo el proceso es importante no olvidar contar con ayuda calificada, ahorrar lo más posible y considerar al medio ambiente en la elección de materiales.