Es un problema frecuente, sobre todo épocas de frío, que las paredes, marcos y ventanas presente problemas con la humedad. Este inconveniente, además de ser desagradable a la vista, puede acarrear una pérdida de valor en los bienes e inmuebles que se vean afectados. Y no solamente esto, sino que, además de no solucionarse es cuestión de tiempo antes de que aparezcan hongos y moho. Sus esporas pueden causar alergias y graves problemas respiratorios a los ocupantes del lugar, especialmente si se trata de niños o ancianos. Por todo ello es necesario, lo antes posible, eliminar la humedad por condensación.

Cómo eliminar la humedad por condensación

Lo primero que debe hacerse para eliminar la humedad por condensación es airear el espacio. Para ello es preciso abrir las ventanas y puertas de manera que haya una corriente de aire que saque la humedad de la vivienda.
También, para eliminar la humedad por condensación en su totalidad el flujo de aire debe mantenerse ininterrumpido por al menos 10 minutos, dos veces al día.

Cómo eliminar la humedad por condensaciónEsto resulta de especial importancia durante la noche, cuando las superficies tienen a enfriarse y la humedad a condensarse en las paredes.
Otro método efectivo para eliminar la humedad por condensación son los deshumificadores. Estos aparatos pueden comprarse por un precio razonable y son ideales para armarios, clósets y depósitos que no tengan ventanas o estas no provean del flujo de aire necesario.
En caso de que el problema sea de mayor gravedad y no baste con eliminar la humedad por condensación, sino que se presentan hondos y superficies mohosas, la mejorar alternativa es limpiar las superficies a profundidad con un desinfectante fungicida.
Otra opción en el mercado para reducir la humedad por condensación son las pinturas y recubrimientos en aerosol anti-moho. En ese sentido, es conveniente aplicarlos en las paredes internas de clósets, las esquinas y los marcos de las ventanas, a fin de evitar la proliferación de estos molestos hongos.