dejar la cocina como nuevaEl cobre pertenece a los materiales más usados en el planeta de la decoración. No obstante, con el pasar de los años, tiende a empañarse y pierde su brillo natural. Si deseas evadir su desgaste, atenta a estos trucos caseros para conservar el cobre como nuevo.

El cobre es a lo mejor una de las tendencias que jamás pasan popular en el planeta de la decoración. ¿Sabías que es el tercer material más usado de todo el mundo luego del hierro y el acero? No es de extrañar que su uso además se aplique a objetivos decorativos. Con él se tienen la posibilidad de hacer múltiples elementos para adornar nuestra casa, ya que además admite diferentes aleaciones como el estaño, el bronce o el latón.

Asi sea como parte del mobiliario o bien en chicos datos como lámparas, marcos de imágenes, macetas, grifería… ¡Siempre hay un espacio para el cobre en nuestra decoración! Por eso te vamos a enseñar algunos trucos para limpiarlo y conservarlo siempre brillante. ¡Atenta!

Relacionados: elementos de decoración en cobre

1. Para una fácil limpieza: usa un detergente diluido con agua muy ardiente. Pero si escoges elegir por la alternativa casera, puedes elaborar una mezcla de vinagre blanco con bicarbonato de sodio. Mezcla bien, empapa un algodón con con los dos productos y aplícalo sobre la parte del cobre.

Como dar de nuevo brillo a nuestra cocina

2. Para un cuidado recurrente: frota el objeto de cobre con un limón cortado en dos y cepilla las cinceladuras con jugo de limón. Para finalizar, aclara con agua no muy caliente.

3. Para devolver la luz a tus utensilios de cobre, un óptimo truco radica en llevar a cabo una pasta con harina, vinagre y sal gruesa. Mezcla bien hasta conformar una masa homogénea, frota con un paño, acláralo y sécalo con un trapo despacio.

4. Para los cobres sucios y viejos, sumerge el objeto en un litro de vinagre hirviendo con dos medidas de cuchara soperas de sal gruesa. Déjalo enfriar, acláralo y termina con una satisfacción para cobre.

5. Para limpiar los cobres dorados usa un cepillo de cerdas suaves y agua jabonosa. Lávalo, acláralo y dale brillo con un trapo limpio.

6. Para ofrecer brillo a tus cobres pule el objeto frotándolo con un diario hecho una bola.

A tener en cuenta:

No todos los tipos de cobre se tratan del la misma forma. Hay que tomar en cuenta su nivel de mugre, de oxidación y además su finalidad (si hablamos de decoración o bien de utensilios de cocina, por ejemplo). De esta forma, si tu cazuela se volvió de un color grisverdoso, de manera directa no la uses más para cocinar.

Respecto al trabajo de repulir, recobrear o desabollar piezas en muy estado deplorable, déjalo mejor en manos de un experto.