La moda es incierta. La moda pasa de moda. La moda es cultura que refleja evolución. La moda es expresión corpórea y arquitectónica del ser humano. Es maravilloso necesitar un cambio en nuestra vida y a través de la moda podemos iniciarlo. En esta oportunidad, se ha de comentar un estilo estético que marcó un hito en la moda mundial del arte y la arquitectura.
Alemania, principios del siglo XX. Kandisky forma parte del común en Alemania debido a sus hermosas obras. Paul Klee o Josef Albers lo acompañan en opinión y juntos forman parte de una tendencia artística que quedaría plasmado en diseño gráfico, arquitectura y diseño industrial. Bauhaus con su impresionante diseño, práctico y hermoso doble color ha dejado en la historia un estilo vanguardista de decoración y diseño.
Simplicidad, minimalismo, diseño. Todo esto describe a la perfección a Bauhaus, cuyo significado semántico significa casa en construcción (Bau de la construcción/Haus de casa). Fue creada para darle un sentido óptimo a la construcción y al aprovechamiento de los espacios, materiales y elementos. “Muebles y objetos útiles y baratos” era el fin de Walter Gropius en 1919.
Por lo tanto, el estilo Bauhaus se caracteriza por la simplicidad, la ausencia de ornamentación y brindó pie a lo que conocemos como “minimalismo”. Por supuesto en el área arquitectónica las fachadas eran lisas, con enormes ventanales y aprovechamiento de la luz. Cubismo y Minimalismo habían encontrado un eje de equilibrio en Bauhaus y esto estaba presente desde los muebles hasta bicicletas y otros objetos.


Y aunque el futuro se presentaba en las escuelas de Bauhaus, los nazis intervinieron con ella pues pensaban que fomentaban ideas comunistas. Sin embargo, la Bauhaus no muere si no que ha vuelto adaptándose a las nuevas ideas de construcción. Actualmente, la sociedad busca el principio fundamental de esta escuela en lo que ha diseño se refiere: Práctico. Por esto, vemos en todos lados muebles y sillas con materiales como aluminio, hierro o cristal denotando así la ergonomía en lo común. Bauhaus utilizaba hace casi 100 materiales que hoy son los más convencionales para muebles, decoración y construcción.
Entre los colores característicos predominan el negro, el blanco, el gris, el marrón y el cromo. Su uso variaban en bicolores y esto dio pie al minimalismo. Recomendable es siempre tener elementos Bauhaus en su casa, ya que en la practicidad, elegancia y objetos estéticos responden a las claras necesidades de estilismo del ser humano.