Que estés pensando colocar placas solares en tu domicilio significa que potencialmente eres conocedor de las utilidades de la energía fotovoltaica: ahorro en tu factura de luz, inhabilitación de tus emisiones de CO2, independencia de cara a los prodigios de la energía…

Aquí te mostramos una explicación más que viable para que descubras el empujón final que te hace falta para renovar definitivamente a la energía solar: las placas solares darán un mayor valor a tu hogar. El argumento es sencillo: los consumidores están decididos a pagar más por una vivienda que les ayude a economizar.

¿Qué es el la energía solar?

La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del beneficio de la radiación electromagnética originaria del Sol. La radiación solar que produce la Tierra ha sido empleada por el ser humano desde el pasado, mediante diferentes procedimientos que han ido avanzando. En la actualidad, el calor y la luz del Sol puede administrarse a través de diferentes captadores, como células fotoeléctricas, helióstatos o colectores solares, logrando convertirse en energía eléctrica o térmica. 

El autoconsumo, consiste en elaborar tu propia electricidad y consumir la energía que tú mismo produces, en este aspecto, gracias al sol y gracias a placas solares fotovoltaicas.

Incorporando al autoconsumo serás el titular de tu propia instalación fotovoltaica, dominaras su producción, consumo y ahorro. Y siguiendo conectado a la red, podrás adquirir la energía de más que precises. La técnica fotovoltaica está más que comprobada, es legal, factible y 100% renovable.

Su colocación es muy sencilla, se establecen unos paneles solares en el tejado de la casa y gracias a la luz solar, se cargan y abastecen energía eléctrica a la vivienda. Las baterías se cargan en demasía para a lo largo la noche la vivienda disponga también con este servicio pese a que no haya luz solar en ese instante.

El ahorro que produce el autoconsumo, es más grande al que te pueden exponer las mejores tarifas de energía, es verdad que la primera inversión es un poco costosa, pero con el paso de los años amortizas ese desembolso.

autoconsumo eléctrico

Tipos de autoconsumo eléctrico

Cuando uno piensa en el autoconsumo visualiza un método sencillo, ya que dispone de una placa solar y poco más, pero hay varios modelos de autoconsumo requiriendo de si están conectados a la red eléctrica de transporte y distribución tradicional, te especificamos las diferencias a continuación:

  • El autoconsumo aislado: Es una instalación solar fotovoltaica aislada es un procedimiento de producción de corriente sin conexión a la red eléctrica que facilita al propietario energía originaria de la luz del sol.

Esta clase suele estar presente en hogares rurales, a las cuales no les llega ya que tiene un precio muy prominente y a su vez, por culpa del terreno, resulta un impedimento físico. Ya que es un abastecimiento un tanto difícil, tienen que disponer de unas baterías que acumulen abundante energía para que no se les corte la provisión eléctrica.

  • El autoconsumo conectado a la red es una clase de consumo que está conectado a la red de consumo del interior del hogar como a la red eléctrica física de transporte y de reparto. No es preciso, pero esta clase de autoconsumo también dispone de baterías para acumular energía. Este modelo está pensado para los lugares en los que las situaciones meteorológicas perjudican a la hora de producir energía y por ese motivo se requiere la red eléctrica usual para determinar energía.
  • El autoconsumo conmutado Tiene incorporado un conmutador que en ocasiones es autosuficiente en el inversor que cambian la instalación solar con la red en un tiempo de 10 milisegundos. Esto hace que la conexión no sea simultánea en las dos redes. Los generadores tienen la particularidad de que no pueden funcionar en paralelo con la red eléctric

¿Qué beneficios tiene?

Económico: Una instalación de autoconsumo fotovoltaico puede llegar a complacer todas las obligaciones energéticas de una casa, aunque por lo general se emplea como soporte a la instalación eléctrica ya establecida en la vivienda. De esa manera se consigue un ahorro en el desembolso de la electricidad mensual.

Tomar conciencia con el medio ambiente: Uno de las causas más relevantes para el uso de energía solar fotovoltaica se da al no tener que hacer utilidad de fuentes de energía no renovables como las centrales térmicas, nucleares, hidroeléctricas,…Estas implican la difusión de gases contaminantes como el CO² o el metano, restos en gran medida contaminantes y, a veces, la agitación medioambiental del área donde se sitúa.

Las instalaciones de autoconsumo no sólo emplean una fuente limpia y duradera, sino que también se acomodan a las construcciones dónde se establecen sin sufrir una contaminación visual importante.